miércoles, 29 de febrero de 2012

Travesía por la Vida: ¡Misión cumplida!

Russo, en el escenario
Marcos Russo, el joven mendocino que se encontraba recorriendo el país en bicicleta, finalizó este martes la “Travesía por la Vida” cuando arribó alrededor de las 18 a la Plaza de los Dos Congresos, frente a la Legislatura Nacional. Allí agradeció la calurosa bienvenida y entregó las firmas que recolectó a lo ancho del país por una legislación que proteja la salud integral de los niños por nacer y las mujeres embarazadas.

Temprano por la mañana, Marcos comenzó el último tramo acompañado de una caravana de autos y ciclistas aficionados que fueron acoplándose durante todo el camino. Al llegar a Entre Ríos y Avenida Rivadavia, donde se encuentra en Congreso Nacional, agradeció la presencia  y observó que “lo importante es que cada uno aporte su granito de arena”. “Los jóvenes podemos cambiar la realidad, y ese poder es enorme y no nos lo quita nadie. Solo hacen falta compromiso y convicción”, sentenció.
Acto seguido de saludar a muchas de las 300 personas congregadas y atender a los medios, Russo accedió al Salón Manuel Belgrano del Edificio Anexo de la Honorable Cámara de Senadores de la Nación, donde entregó las firmas recolectadas en el camino a asesores de diputados y senadores, quienes no pudieron hacerse presentes por encontrarse reunidos con el fin de conformar las comisiones de ambas cámaras. Enviaron sus felicitaciones los senadores Ruperto Godoy (San Juan), Liliana Negre de Alonso (San Luis), y los diputados Francisco De Narváez (Buenos Aires), Julián Obiglio (C.A.B.A.) y Walter Aguilar (San Luis).
Tras los saludos protocolares, Marcos tomó uso de la palabra y recordó algunos momentos de la Travesía. “A veces la gente me sugería que no iba a poder llegar, pero yo me preparé, entrené y consulté a médicos. Gracias a la ayuda de muchísimas personas pude realizar esta Travesía”, expresó este joven estudiante de Dirección de Empresas y empleado de la Caja de Abogados de Mendoza. Además, Russo reveló a los allí presentes que de pequeño debió someterse a un by-pass por una deficiencia cardíaca, y padece de hipertiroidismo. No obstante, durante su camino no tuvo complicaciones de salud ni percances con el rodado.
El recinto, signado por un marco festivo, se vio cubierto en su capacidad con miembros del  Frente Joven y ciudadanos que querían conocer la historia de la travesía más a fondo. 
El evento finalizó con la entrega de un diploma de la Dirección de Cultura de la Cámara de Senadores y las palabras de Marcos: “Toda la formación y títulos de un político no sirven para nada si no se compromete con el Derecho Humano fundamental de una Democracia: el Derecho a la Vida”. Russo se despidió dejando un mensaje claro hacia los legisladores.


No hay comentarios:

Publicar un comentario